Las pólizas de seguro medioambiental emitidas en España suelen establecer coberturas para el tomador y sus filiales ubicadas en Europa en régimen de libertad de prestación de servicios. Se supone que  la Directiva de Responsabilidad Medioambiental, al establecer unos requisitos mínimos en las normas de transposición a los estados miembros, debería facilitar la aplicación de las coberturas de la póliza en el espacio económico europeo donde se produce el daño medioambiental, pero las diferencias pueden llegar a ser notables. En Francia, por ejemplo, se ha establecido en el Código Civil un nuevo concepto de daño ecológico al margen de lo dispuesto en la Directiva de Responsabilidad Medioambiental.

1. Contexto anterior a la aplicación del concepto de daño ecológico en Francia

La Directiva 2004/35/CE del Parlamento Europeo de 21 de abril de 2004, denominada Directiva de responsabilidad medioambiental (ELD), estableció el marco de responsabilidad ambiental basado en el principio “El que contamina paga”, con el fin de prevenir y reparar los daños al medio ambiente.

Francia incorporó las disposiciones de esta Directiva ELD en 2008 mediante la ley de 08/01/2008 y sin embargo, en los estudios realizados en el seno de la CE, (documento “REFIT” de 2014), Francia no informó de ningún caso de daños ambientales a los que se aplicasen las disposiciones de la Directiva ELD en los 6 años transcurridos desde su transposición. Y explica que las razones de esta ausencia de casos son la eficacia de los sistemas nacionales existentes con anterioridad y la actividad de inspección cualitativa y cuantitativa (24.000 en 2012), que dieron como resultado  2.600 avisos, 400 sanciones administrativas y la redacción de 1.040 informes de infracción.

Aunque hubo dos accidentes graves que fueron considerados como casos de daño medioambiental en Francia, finalmente se les aplicó la legislación nacional preexistente porque las autoridades no se vieron capaces de proceder según los términos de la Directiva:

  • En un caso, (soda bombeada en el río Vienne en 2011), el umbral de severidad de daño no se alcanzó.
  • El otro accidente, (transporte de petróleo por un oleoducto que se rompió y causó daños a la reserva natural de Coussouls de Crau en 2009), fue con motivo de una actividad que no se mencionaba en el anexo III de la Directiva. Por lo tanto, no podía imputarse al operador responsabilidad objetiva, y la autoridad tenía que establecer la responsabilidad por culpa o negligencia para para aplicar el régimen  de ELD. Debido a las dudas sobre si se podría establecer la culpa y para evitar que la orden administrativa de reparación del daño fuese recurrida ante el Tribunal Administrativo, decidieron aplicar normativa nacional francesa en su lugar. Por tanto, la legislación existente sobre protección del agua que se aplicó en el derrame de petróleo de Coussouls de Crau no conllevó medidas de reparación compensatoria a cargo del operador, en oposición a lo previsto en el régimen ELD. Tras este incidente, el gobierno francés publicó el decreto n° 2012-615 en 05/02/2012 con el fin de aplicar responsabilidad objetiva para el transporte de petróleo mediante oleoductos.

Históricamente, el código civil francés solamente ha tratado las relaciones entre las personas físicas o jurídicas y los daños que sufren unas y otras. A partir de la Ley 2010-1087 de 08/08/2016 por primera vez se ha introducido en las leyes Civiles el concepto de protección a los ecosistemas y las especies.

Pero años antes, los Tribunales habían introducido y reconocido el daño ecológico en el caso “Erika”: fue el Tribunal de apelación de París, mediante sentencia de fecha 30/03/2010. Esta sentencia fue confirmada por la Corte de casación (El Tribunal Supremo francés) en su sentencia del 25/09/2012. Erika era el nombre de un petrolero que se hundió de la costa de Francia en 1999, causando un gran desastre ambiental (20.000 m3 de aceite derramado en el mar, a 400 km de costas francesas contaminadas, 150.000 aves muertas…). Municipios, vecinos y asociaciones ecologistas entablaron acciones civiles. El Tribunal de apelación de París estableció el concepto de riesgo significativo y reconoció la existencia de daños ecológicos.

2. Principios básicos del nuevo concepto de daño ecológico en Francia.

2.1. Creación de un sistema de compensación o una nueva categoría de pérdida indemnizable (y no un régimen autónomo de la responsabilidad). La ley 2010-1087 de 08/08/2016 ha introducido en el Código Civil francés un nuevo apartado denominado “Compensación del daño ecológico”, y un nuevo artículo según el cual: “toda persona responsable de un daño ecológico está obligado a repararlo” (Art. 1.246)

2.2. El nuevo concepto legal. Se establece la siguiente definición de daño ecológico: “un daño significativo a los elementos o funciones de los ecosistemas o a los beneficios colectivos obtenidos del medio ambiente por las personas” (Art. 1.247). La calificación de “significativo” tiene su origen en la sentencia de la corte de Apelaciones de París arriba mencionada (Erika Case).

2.3. Legitimación activa y caducidad. La acción de reparación del daño ecológico corresponde a cualquier persona cualificada y con interés para actuar, como el estado, la agencia francesa para la biodiversidad, las colectividades territoriales y sus agrupaciones cuyo territorio sea afectado, así como instituciones públicas y asociaciones, con licencia o creadas por lo menos cinco años antes de la fecha del ejercicio de la acción, que tienen por objeto la protección de la naturaleza y defensa del medio ambiente (Art. 1.248).

2.4. Formas de reparación: prioridad “in natura”. La reparación del daño ecológico se efectuará prioritariamente “in natura”. En caso de imposibilidad de hecho o de derecho, o de falta o insuficiencia de medidas de reparación, el Juez condenará al responsable a que pague al demandante los daños e intereses, que estarán afectados a la reparación del medioambiente, y si el demandante no pudiera tomar las medidas útiles para tal fin, al Estado. La valoración del daño tomará en cuenta, según proceda, las medidas de reparación ya realizadas. (Art. 1.249).

2.5. Dimensión preventiva. Constituyen un daño reparable los gastos realizados para evitar la producción inminente de un daño, para evitar su agravamiento o reducir las consecuencias. (Art. 1.251).

2.6. Retroactividad y concurrencia con la transposición de la Directiva ELD. La ley 2010-1087 de 08/08/2016 es aplicable a la reparación de los daños cuyo hecho generador sea anterior a publicación de esta ley, excepto si se han ejercitado ya acciones legales por tales daños antes de su publicación. Se ha preferido no crear un sistema de suspensión de procedimientos iniciados por las normas anteriores. De hecho, el Parlamento ha considerado que el juez no podrá  indemnizar la misma pérdida que ya hubiera sido reparada bajo un procedimiento administrativo. Y ha permitido la posibilidad de que el Tribunal acuerde, por motivos de buena administración de la Justicia, la posibilidad de suspender

Juan Fernández-Montes

AXA Corporate Solutions

Senior Underwiter Environment & Financial Lines