NOA, Creating Future Thinking by AON

Para las empresas, es fácil dejar que lo que está afectando a sus organizaciones en este momento entorpezca las perspectivas de futuro. De hecho es lo que está ocurriendo ahora durante una crisis tan grande como la pandemia del nuevo coronavirus (COVID-19), cuando simplemente tratar de mantener el negocio en funcionamiento puede ocupar gran parte de las agendas de los líderes empresariales.

Pero la crisis actual le ha enseñado a la comunidad empresarial una lección valiosa: que necesita estar más preparada para cualquiera que sea la próxima crisis “long tail”. Y eso significa mantenerse informado sobre los factores que podrían influir en las decisiones a tomar, a largo plazo, sobre los mercados y las ofertas de productos.

La normalidad tal y como la conocíamos no va a volver, y las tendencias que darán forma al futuro, y a los negocios, ya están en marcha.

Sigue leyendo