Tal y como ya se anunció en el BOE del lunes 16 de abril de 2018, comunicando lo decidido en la Resolución de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones del 28 de marzo del mismo año, el Consorcio de Compensación de Seguros ha realizado un ajuste de sus tarifas, que se ha llevado a cabo mediante la reducción de la tasa de prima de todas las coberturas del Consorcio cuya ratio combinado medio del periodo 1987–2016 contaba con un margen suficiente y no presentaban una elevada severidad.

Se puede consultar la resolución completa en el siguiente enlace.

La tasa de prima de daños a los bienes en viviendas y comunidades se ha reducido un 13 por ciento y en riesgos industriales un 14 por ciento. En daños a las personas el ajuste es del 40 por ciento y en pérdidas pecuniarias del 28 por ciento. Dichos ajustes se aplican tanto a los nuevos contratos de seguro que se hayan celebrado como a las renovaciones de contratos que hayan tenido lugar desde 1 de julio de 2018.

Respecto a la reducción de los recargos a favor del CSS, Alejandro Izuzquiza Ibañez de Aldecoa, Director de Operaciones del CCS, en declaraciones exclusivas a AGERS explica que:

Es política del CCS ajustar los importes de los recargos, dado su carácter obligatorio, con prudencia y cuando el comportamiento de la siniestralidad muestra una tendencia contrastada que lo permita.

Así se hizo ya en el año 2009, en el que se produjo una reducción media del 15% de los recargos

Posteriormente en el ejercicio 2017 se redujeron de nuevo los recargos de vehículos automóviles, en el momento en el que se incorporaron al sistema de cobertura de los riesgos extraordinarios todos los vehículos asegurados, aunque su aseguramiento sólo fuera de daños de terceros.

En 2018, se ha producido una reducción de los recargos de otros bienes distintos a automóviles para completar la reducción de 2017.

La reducción en los recargos de automóviles y de los demás bienes se resume así:

Reducción recargos 2018

La reducción viene acompañada de una simplificación de la tarifa de recargos, de forma que se unifican los recargos de comercios e industrias“.

Respecto a la implantación de un sistema de información de recargos (SIR), Alejandro Izuzquiza indica que:

“Supone mejoras muy significativas en la información sobre los riesgos cubiertos por el CCS. Permite identificar las pólizas de seguro sobre las que se han girado e ingresado los recargos y los datos esenciales del aseguramiento; permite también localizar geográficamente los riesgos cubiertos. Con ese fin, se ha adaptado el sistema de declaración y liquidación de recargos a un entorno tecnológico y funcional.

Para cada póliza se obtendrá información precisa de los recibos, capitales asegurados, límites de indemnización y localización geográfica del riesgo asegurado.

Las aseguradoras enviarán mensualmente un Fichero de Información Complementaria de recargos desde sus propias plataformas o a través de una carga individual de datos dentro de la aplicación web del sistema SIR.

El sistema de carga individual es recomendado para entidades con un volumen reducido de pólizas o cuando la entidad requiera declarar una Carta de Garantía. Los datos se cumplimentan en un formulario dentro de la aplicación web que pone el CCS a disposición de las entidades en su propia página web.

El SIR está ya en funcionamiento desde 2019, de forma que hay ya bastantes aseguradoras que en febrero de 2019 remitieron información sobre los contratos de seguros y sus correspondientes recargos del mes de enero y seguirán a partir de ese momento suministrando la información con carácter mensual; otras entidades, en cambio, se han acogido al régimen transitorio y comenzarán a suministrar la información en junio de 2019, pero en ese momento suministrarán  la que corresponda a los primeros meses de 2019″.