¿Qué deberían estar haciendo los directores jurídicos en relación al Brexit?

El Brexit se acerca. Estamos siendo testigos de un cambio en la percepción por parte de los clientes en relación al análisis de la situación del Brexit y su implementación real. Los clientes se enfrentarán a decisiones ejecutivas más urgentes en 2018: los plazos marcan el ritmo para adaptarse estratégicamente a la situación.

“Las empresas que no hayan completado sus auditorías para evaluar los principales riesgos relacionados con el Brexit, querrán revisar también los aspectos regulatorios, contractuales y logísticos. La atención debería centrarse en los derechos de acceso al mercado, que han estado amenazados desde el primer día, así como en el riesgo de costes extras o demoras. Aquéllos que ya han identificado los riesgos estratégicos para las operaciones en curso, comenzarán a ejecutar sus planes, escalonados en base a la proporcionalidad, prioridad, interdependencia y los plazos”.

Paul Butcher, Director del Brexit, Herbert Smith Freehills.

“Para algunas empresas, el coste de adoptar medidas es superior al beneficio que pueden obtener en esta etapa, sin embargo, un gran número de empresas se está dando cuenta de que las consecuencias de no hacer nada podrían ser muy relevantes. Si no se ha realizado un plan de contingencias basado en el peor escenario del Brexit, ahora es el momento de hacerlo. El enfoque de “esperar y ver”, ya no es una opción razonable.”

Gavin Williams, socio, Herbert Smith Freehills.

Para muchas empresas con presencia en el Reino Unido, 2018 estará vinculado a una pregunta: ¿Cuándo accionamos el botón del Brexit? Herbert Smith Freehills, junto a la prestigiosa publicación Legal Business, analizan cuáles son las acciones principales que los directores de los servicios jurídicos de estas empresas deben considerar en este momento.

Artículo completo.

Fuente: Herbert Smith Freehills