Lloyd´s y el Cambridge Center for Risk Studies han publicado el informe “Shifting powers: Meeting the challenges of the geopolitical landscape”, que realiza un análisis sobre cómo ha cambiado el escenario geopolítico en los últimos años y con ello los riesgos asociados a un sistema cada vez más globalizado.

Sólo en la última década, el panorama de los riesgos geopolíticos ha sufrido una especie de cambio de paradigma. El statu quo dominante en Occidente, liderado por Estados Unidos y con una fiscalidad liberal, que definió el mundo político y el crecimiento económico durante gran parte de la segunda mitad del siglo XX, ya no parece un barómetro realista de cómo se desarrollarán los acontecimientos futuros (guerras, disturbios, elecciones, tratados…) en el escenario mundial.

En su lugar, nos enfrentamos a un futuro en el que la multipolaridad, la distribución equitativa del poder entre dos o más estados, cambia el comportamiento de los riesgos del sistema global cada vez más conectado. Hoy en día, el precio del petróleo, las elecciones en Sudamérica o el fracaso de una economía emergente crean efectos de gran alcance a través del sistema globalizado. En el futuro, la exposición a estos efectos probablemente no hará más que aumentar, ya que la estructura de nuestra economía globalizada muestra muy pocos signos de acabar pronto. La mayor parte de los trastornos geopolíticos de la última década pueden atribuirse directamente a las consecuencias de la crisis financiera mundial y a las medidas de austeridad que la siguieron. Los estragos económicos generados por el coronavirus han reabierto muchas de esas heridas y llevarán consigo nuevas rivalidades, así como la resaca de la deuda nacional.

Descargar el informe.

Los diez temas centrales para comprender el panorama geopolítico según el informe.