Tribuna de José María Elguero, Director del Servicio de Estudios MARSH, Miembro de la Junta Directiva de AGERS y Doctor en Derecho, en Ciencias Políticas y Académico Correspondiente de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación de España. Publicada originalmente hoy, 3 de noviembre de 2018, en el Boletín Diario de Seguros.

Ciclistas, patinetes y otros juguetes: ¡Todos deben tener seguro!

Estoy perplejo ante el escenario de movilidad urbana que tenemos en la ciudad de Madrid. Bicicletas, patinetes, segway, monopatines, patines y cualquier artefacto que permita desplazarse, pueblan nuestras calles y aceras. En breve veremos cometas de kitesurf…

Estoy perplejo con las políticas de seguridad vial de la DGT: te arrean un multón si adelantas con línea continua –pintada para garantizar nuestra seguridad porque se entiende que donde la línea es continua es porque no hay visibilidad para adelantar- pero si lo haces para rebasar a ciclistas que van en pareja por la vía en animada conversación y a veces, incluso, consultando el móvil, entonces ni hay infracción, ni multa ni hay riesgo para tu seguridad ni para el que viene de frente. ¡Me lo expliquen, por favor!

Lo del Ayuntamiento de Madrid ya es de nota. Si haces esto, multa, si aparcas la moto en una acera de menos de tres metros, multa, si entras en zona prohibida, multa, si no pones la etiqueta medioambiental, multa, si no pones la de la ITV, multa, si te pasas de la hora de estacionamiento, multa. La Policía Multacipal s e afana en recaudar y recaudar poniendo radares ocultos, vigilando el estricto cumplimiento de la ordenanza municipal de circulación, pero solo para los coches y las motos, porque cuando se trata de ciclistas y patinetes, la ordenanza municipal, simplemente, no es aplicable. ¿Alguien me puede decir por dónde deben circular los patinetes? ¿por la calzada?, ¿por la acera? ¿por donde quieran?. Evidentemente esto último es lo que hacen, a más de 30 kms. por hora en las aceras, para susto de viandantes que ven cómo el patinete, lejos de amedrentarse, reivindica su derecho a circular a todo trapo tocando el timbrecillo que llevan para reclamar que la acera es suya y solo suya, al tiempo que escuchan música con los auriculares enganchados a sus orejas, aislados del mundo. No entiendo para qué tienen carriles exclusivos si luego circulan por donde les parece. De las direcciones prohibidas ni hablamos.

¿Y los ciclistas? Yo creo que son todos daltónicos. No, no es por las mallas y prendas fluo que se ponen, sino porque confunden el rojo con el verde. Todos los semáforos están siempre en verde para ellos. Les invito a mirar vídeos en youtube con el título “ciclistas saltándose semáforo en rojo”. Increíble, de verdad, increíble. No es ya que suban y bajen de las aceras a la calzada y viceversa según les interese, sino que para muchos de ellos lo del semáforo ya es delictivo; no paran ni hacen ademán de parar, simplemente, pasan. Sin mirar. Sin inmutarse. Ya está. ¿Con qué legitimidad reclaman carriles bici y seguridad cuando ellos mismos no velan por la propia?
Evidentemente no es lo habitual, pero se ven bicicletas monoplaza con niños ocupando el guardabarros de la rueda trasera para ir al colegio, patinetes con dos pasajeros o con carga y paquetería, usuarios que hablan por el móvil y conducen con una sola mano, turistas que conducen y fotografían al mismo tiempo…

Si estos artefactos de movilidad personal son un vehículo más, tienen que cumplir con la normativa, como los demás: respetar los semáforos, las direcciones prohibidas, los pasos de peatones… y que lleven matricula y seguro, como los demás. Esto ya lo ha pedido el ministro del Interior, pero el director general de Tráfico no ha oído el mensaje. Ni la alcaldesa de Madrid. También alguna entidad aseguradora lo ha pedido. No se trata de vender seguros, sino porque es una verdadera irresponsabilidad circular sin seguro. Cuando un patinete o una bici embiste a un peatón –y lo mata, como acaba de suceder en Barcelona o hace poco en París, o le rompe la cadera-, ¿cómo se le identificará si no se detiene? ¿a quién se le reclamará el daño personal o material? ¿al seguro de hogar? No olvidemos que un patinete circulando a 30 o 40 kms. por hora, con un montón de kilos a bordo, multiplica la distancia de frenado y aumenta la masa que embiste, por lo que no hablamos de rozar a las personas, sino de embestidas mortales o con lesiones graves. ¿Tendrá solvencia el patinetero que ha matado a la anciana en Barcelona para indemnizarla?

Hablemos de seguros: ¿qué seguros tienen las bicicletas de todo color y marca que se alquilan por app’s? ¿y los patinetes, propios o de alquiler? ¿se puede circular por la vía pública sin tener ninguna cobertura? Los seguros de responsabilidad civil general de las empresas de alquiler en ningún caso cubren el uso indebido del artefacto, por ejemplo, cuando no respetan las normas de circulación.

No nos engañemos: quien usa el patinete o la bicicleta no suele ser un conductor de automóvil, sino alguien que accede a un sistema de transporte nuevo, en muchas ocasiones sin tener permiso de conducir previo y por tanto circulando por vías públicas en las cuales desconoce el significado de normas y señales. Ahí están los turistas. No va a perder puntos si bebe y conduce, porque no tiene carnet. La regulación del uso de estos artefactos no devolverá vehículos a motor al tráfico urbano, pero generará seguridad al mismo. Si por regular y exigir seguro y matrícula, algunos usuarios dejan de moverse en bicicleta o patinete, tal vez es que nunca deberían haberse subido en ellos.

Claro que prefiero bicicletas en la vía urbana a vehículos contaminando, pero dentro del orden que marcan las normas, la convivencia y el respeto, el sentido común y la responsabilidad, la personal y la legal. No se puede responsabilizar al conductor de un automóvil o de una motocicleta por la continua y permanente imprevisibilidad a la que le someten los conductores de bicicletas y patinetes y no exigir a éstos responsabilidad alguna ni sancionarles. Reflexionemos, no se trata de atacar sino de concienciar y responsabilizar.

Si hoy pedimos seguros de responsabilidad civil para tantas cosas, no entiendo por qué no lo pedimos para circular como un vehículo más con motor por las vías públicas a velocidades elevadas. Por favor, seamos justos, responsables y coherentes.