Alert | DAC Beachcroft

La crisis generada por el COVID-19 está ocasionando reclamaciones a las aseguradoras a nivel mundial, desde la cancelación de eventos hasta lucro cesante a las empresas, o afectando a los seguros de viaje, seguros de salud e incluso al crédito comercial, entre otros. A medida que empresas se declaran en quiebra, las reclamaciones contra administradores y directivos (D&O claims) se podrían presentar en breves.

Cuando surge un problema de cobertura bajo la póliza, es solo cuestión de tiempo que se traduzcan en problemas bajo los contratos de reaseguro. En aquellos casos donde el reaseguro está sujeto a la cláusula ‘full follow’ en relación a los términos de la póliza original, los problemas de cobertura podrían ser limitados. Siempre que la reclamación bajo la pólizas original se hayan transado con honestidad y de forma comercial (in a proper and business-like manner), el reasegurador normalmente estará obligado a seguir el acuerdo acordado bajo el seguro original1 . La posición puede ser el revés en el supuesto de que no haya una ‘follow clause’ o en el caso de que los términos del contrato de reaseguro impongan limitaciones de cobertura, y las cuales no se encuentran reflejadas en la póliza original. Si, por ejemplo, el reaseguro contiene una exclusión específica en relación a la transmisión de enfermedades como el COVID-19, entonces dicha exclusión anulará los efectos de la cláusula ‘follow’ 2. Los reaseguradores podrán por tanto hacer valer esta defensa en base a las exclusiones aplicables en el contrato de reaseguro, independientemente de la posición que se haya adoptado en la póliza original.

Sigue leyendo