Los riesgos económicos y sociales siguen siendo las mayores preocupaciones a las que se enfrentan las empresas a nivel mundial

A las empresas a nivel mundial lo que más les preocupa continúa siendo lo mismo que en 2016; desempleo, crisis fiscales y el fracaso de los gobiernos para proporcionar estabilidad. Así se pone de manifiesto en los nuevos datos de la encuesta realizada por el Foro Económico Mundial y que fueron publicados ayer por los socios estratégicos: MARSH & MCLENNAN COMPANIES y ZURICH.

Los ejecutivos, en sus respuestas, han identificado los riesgos económicos, geopolíticos, sociales y tecnológicos, como los principales para sus negocios en los próximos 10 años. Estos datos se han extraído de la ‘Encuesta de Opinión Ejecutiva’, que ofrece una visión de las condiciones comerciales globales y en la que, entre otras cosas, se pregunta a los encuestados que identifiquen las cinco mayores preocupaciones para hacer negocio en sus respectivos países. Este año, la EOS se ha realizado entre los meses de febrero y junio, inquiriendo sobre cuáles son las principales preocupaciones para hacer negocios, fue contestada por 12.411 ejecutivos en 136 países

En España nos preocupa el desempleo y la inestabildaid social

A nivel global, parece que el sentir sobre los riesgos se unifica, en la mayoría de regiones, los ejecutivos destacaron el “desempleo y subempleo” y las “crisis fiscales” como los dos mayores riesgos, aunque a los ejecutivos de América del Norte, Asia Oriental y Pacífico les preocupaban más los “ataques cibernéticos” y las “burbujas económicas”. Tras un aumento del riesgo geopolítico, a veces impulsado por las políticas proteccionistas, los líderes empresariales de Europa, Asia Meridional, América Latina y Caribe, y el África Subsahariana se han preocupado más por el posible “fracaso de la gobernanza nacional”

En España nos sigue preocupando sobre todo los riesgos relacionados con la economía; con el desempleo a la cabeza, seguido al igual que el año pasado con el posible fracaso del Gobierno Nacional. Quizás derivado de estas dos preocupaciones, este año sí ha aumentado la inestabilidd social, del puesto cinco en 2016 al tercero.

En Europa, los líderes empresariales han agregado a la lista de los riesgos; “el fracaso de las instituciones y de los mecanismos financieros”. En Asia Meridional, el rápido crecimiento de los centros urbanos ha llevado a los ejecutivos de esa región a destacar el “fracaso de la planificación urbana” y el “fallo de infraestructuras críticas” como las principales amenazas para sus negocios.

Los riesgos asociados al “fracaso en la adaptación al cambio climático” no han generado mucha preocupación, entre los riesgos más amenazantes para los próximos 10 años. De hecho de las 20 economías que publicamos hoy, solo los ejecutivos canadienses han marcado el cambio climático en su lista de riesgos, aunque clasificándolo por debajo de otros riesgos.

Por su parte, la amenaza de posibles atentados terroristas ha preocupado a los ejecutivos de Norteamérica, Oriente Medio y África del Norte, pero no se encuentra en la clasificación de los cinco mayores riesgos para las empresas en el resto del mundo.

Los ciberriesgos ganan peso

Como novedad de este año, sí se ha notado en esta encuesta que sube la preocupación por los riesgos cibernéticos. John Drzik, presidente de Global Risk & Digital de MARSH, ha declarado que “la principal preocupación empresarial sigue siendo la debilidad de la recuperación económica mundial. Asimismo, los ejecutivos están cada vez más preocupados por los ciberriesgos y otros riesgos relacionados con la tecnología que amenazan su capacidad de operar. Este hecho es cada vez más preocupante y los líderes empresariales de muchas de las economías más grandes del mundo ya clasifican el ‘cyber’ como su mayor riesgo. Las empresas deberían analizar rigurosamente cómo estas amenazas podrían afectar a sus operaciones, y adoptar medidas apropiadas de mitigación y resistencia de riesgos”.

En esta misma línea, John Scott, director general de Riesgos y Seguros Comerciales de ZURICH, ha comentado que “a la vez que el crecimiento económico y los avances tecnológicos crean nuevas oportunidades para los negocios y sus países, los riesgos geopolíticos han generado incertidumbres que plantean interrogantes sobre cómo gestionar la resiliencia en tiempos de incertidumbre”. “Es esencial -añade- que las empresas cuenten con estrategias claras de gestión de riesgos, desarrollando opciones para estructuras jurídicas y opciones operativas que tengan en cuenta los resultados políticos. Es frustrante y requiere muchos recursos, pero ese es el tipo de pensamiento estratégico que necesita el negocio para lidiar con la incertidumbre y para construir solidez frente a los riesgos que podrían surgir en diferentes escenarios. En cuanto a los resultados de la encuesta, parece que a medio plazo los líderes empresariales se centrarán en los riesgos sociales y económicos, pero no deben subestimar el impacto potencial de los riesgos ambientales y tecnológicos”.

 

Fuente: BDS 21 de septiembre de 2017 – D. José Mª Elguero (MARSH)