Antonio López Farré, catedrático de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), coordinador del proyecto GenObIA y coordinador del área de Riesgos Personales de AGERS desde 2015, ha fallecido de forma inesperada a los 59 años de edad.

El doctor en Ciencias Biológicas, especialista en Bioquímica y Biología Molecular, se había convertido, en el mes de marzo, en uno de los catedráticos más jóvenes del Departamento de Medicina de la UCM y en uno de los primeros en la historia de dicho Departamento  que no era médico. En 2019 recibió la Cruz de Honor de Oro de Sanidad de la Comunidad de Madrid Además y el premio ConSalud a la Figura del Año, por su brillante trayectoria en el campo de la investigación científica.

Desde nuestra Asociación, queremos reconocer sus grandes aportaciones en el ámbito de la gerencia de riesgos en sus innumerables intervenciones como ponente experto en biología. Destacamos su capacidad en el trabajo y sobre todo su calidad humana. Antonio, lejos de los títulos y honores que ha acumulado en su vida profesional, será recordado en AGERS, como una excelente persona, cercana, humilde y cariñosa. Él ha sido de esas personas como pocas, de esas que dejan huella cuando las conoces, gracias a la enorme luz que desprenden. Así era nuestro querido Antonio, que descanse en paz.

Informaremos puntualmente de la fecha y hora de la misa funeral, que tendrá lugar a finales de año.