ELD: la seguridad financiera obligatoria y la responsabilidad ampliada siguen planteando preocupaciones

Los gerentes de riesgo europeos están preocupados por las últimas recomendaciones sobre la implementación de la Directiva de Responsabilidad Ambiental (ELD) adoptadas en un informe del Parlamento Europeo el 26 de octubre de 2017, aunque celebran la decisión de no revisar la Directiva.

Los problemas más importantes son la seguridad financiera obligatoria y posibles extensiones de la exposición.

FERMA continuará argumentando que estas medidas podrían resultar contraproducentes en términos de reducir los riesgos para el medio ambiente. mientras que pone una carga innecesaria en la industria.

Además, añade que hay un mercado saludable y en crecimiento para el seguro de deterioro ambiental (EIL) que proporciona incentivos para que los operadores mitiguen los riesgos de contaminación mientras preservan su capacidad de hacer las inversiones necesarias para hacerlo.

Se ha puesto en marcha un programa de trabajo de tres años para mejorar la aplicación de la Directiva, que se ha descrito como “muy fragmentaria” en general. Este Programa de trabajo plurianual para 2017-2020 sigue una revisión exhaustiva de la ELD por parte de la Comisión Europea. en 2012, que formó la base del informe ahora aprobado por el Parlamento.

La revisión concluyó que el ELD había resultado en la adopción de principios legales coherentes para la protección del medio ambiente, incluida la biodiversidad, en todos los Estados miembros, pero no había pruebas para evaluar si las leyes nacionales estaban logrando estos objetivos. La Comisión, por lo tanto, concluyó que no había evidencia para apoyar una revisión legal.

Más información en FERMA

Fuente: Federación de Asociaciones Europeas de Gerencia de Riesgos