El desarrollo y la aplicación de inteligencia artificial (IA) tienen implicaciones crecientes para los gestores de riesgos europeos, según ha manifestado la Federación de Asociaciones Europeas de Gestión de Riesgos (FERMA) a la Comisión Europea. FERMA acogió con satisfacción el enfoque general para crear directrices europeas sobre ética de IA.

En su respuesta al documento consultivo de las partes interesadas del Grupo de alto nivel sobre las directrices, FERMA dice que ve el borrador como un punto de partida para gestionar de manera eficiente los desafíos éticos de AI

Philippe Cotelle, miembro de la junta directiva de FERMA responsable de la transformación digital, declaró: “Consideramos que el desarrollo de reglas éticas es una oportunidad para garantizar que exista responsabilidad en la esfera de AI. Esperamos que la práctica profesional de la gestión de riesgos desempeñe un papel fundamental en la implementación de la inteligencia artificial para garantizar que las organizaciones realicen una evaluación diligente de todos los riesgos que enfrenta una organización que utiliza la inteligencia artificial, incluida la dimensión ética, a través de una metodología holística de gestión de riesgos”.

Más de un tercio de los administradores de riesgos ya están integrados en las nuevas tecnologías para sus organizaciones, y FERMA espera que este númerocrezca.