El departamento de Comunicación de Marsh publicó el pasado jueves, 22 de abril un artículo sobre la alerta medioambiental del coronavirus con motivo del 50º aniversario del Día de la Tierra en todo el mundo. La COVID-19 probablemente se originó en el comercio no regulado de animales salvajes, que es el segundo mayor responsable de la pérdida de biodiversidad. Esta crisis a la que nos enfrentamos subraya la importancia de mantener un planeta sano y sostenible para proteger la salud y la prosperidad económica. Y este interés también es responsabilidad de los líderes empresariales.

“La COVID-19 produce un impacto medioambiental negativo, similar a la contaminación tóxica, la inseguridad alimentaria y del agua, los fenómenos meteorológicos extremos y la subida del nivel del mar”

Enlace al artículo