El 31 de agosto, la entrada de una nueva DANA por el oeste del país trajo consigo un aumento muy significativo de la inestabilidad meteorológica acompañada de fuertes lluvias y pedrisco. Se han producido graves inundaciones, daños en varios cultivos que actualmente se encuentran en un estado de desarrollo avanzado y siniestros en infraestructuras y vías de comunicación.

Las zonas más afectadas se encuentran en Castilla-La Mancha y Andalucía, pero ha habido problemas en otras comunidades autónomas como Aragón Navarra, Castilla y León, Cataluña, Galicia, Comunidad Valenciana y Comunidad de Madrid. Algunos de los daños más significativos:

  • Campos de cultivo (vides, olivos, almendros, pistacheros, naranjos, manzanos, campos de hortalizas…) anegados por la lluvia y asolados por el granizo.
  • Líneas de metro colapsadas durante horas, problemas en el servicio de Renfe, cortes de carreteras y cortes en el suministro eléctrico.
  • Naves industriales inundadas o que han perdido partes de su estructura, como el caso de la de Amazon de Illescas que parte de su techo voló.

Las pérdidas causadas por el temporal serán variadas y considerables, pero todavía están todavía pendientes de cuantificar. El Consorcio de Compensación de Seguros, que será uno de los grandes actores en todo el proceso, ha compartido en su perfil de LinkedIn un documento con información útil para los asegurados afectados por las tormentas y ha remitido a su página web a la hora de encontrar toda la información necesaria ante la presentación de riesgos extraordinarios. 

Información útil publicada por el Consorcio de Compensación de Seguros.

Información del Consorcio de Compensación de Seguros ante Riesgos Extraordinarios.