Foto de El País.

El temporal ‘Filomena’ supone un golpe al sector asegurador cuyo coste se reflejará en las cuentas de resultados en los próximos trimestres. Y es que, aunque no hay daños importantes en los bienes como para declarar zona catastrófica a la Comunidad de Madrid, según ha afirmado el Ministerio del Interior, las aseguradoras deberán hacerse cargo de los costes derivados por la borrasca.

Gran parte de los contratos suelen estar reasegurados para disminuir la concentración del riesgo, por lo que no todo el coste lo asumirán las aseguradoras. El mayor coste para ellas se producirá por la cobertura de siniestros de vehículos y hogar, especialmente en Madrid.

Los siniestros serán tramitados por las aseguradoras dependiendo de la cobertura que tenga el cliente o de la responsabilidad legal del supuesto de daños de árboles o aleros de tejados a vehículos. No se reconoce como riesgo extraordinario, por lo que no estará cubierto por el CCS.

Tan solo si se dieran circunstancias especificas de inundaciones por el deshielo podría considerarse la cobertura del CCS en función de las circunstancias ocurridas.

Según declaraciones de Manuel Hinchado, director de prestaciones patrimoniales de Mapfre España recogidas en El Confidencial: “Estamos ante un evento histórico. Una vez que las autoridades despejen las vías públicas podremos poner en desplazamiento a todos nuestros proveedores para atender a todos los siniestros que se van a declarar en estos días, como en hogar, edificios, comercios, filtraciones por el deshielo, daños por los árboles, caídas de tejados, necesidad de remolcar vehículos, etc.”

Enlaces a noticias relacionadas

¿Qué cubren los seguros ante un temporal como el de Filomena?

El CCS no indemniza por el riesgo de nevada, sí por los daños derivados del deshielo posterior

Entrevista a Alejandro Izuzquiza, Director de Operaciones del Consorcio de Compensación de Seguros