No tanto como creemos.

A punto de cerrar el año 2017, el Seguro español experimentará un ligero crecimiento respecto al año anterior, el mejor en términos de recaudación de primas desde el inicio de la crisis. El año pasado se recaudaron 63.892 millones de euros en un mercado en el que operan unas 150 entidades.

Esta cifra representa cerca del 5,7% del PIB y es similar al nivel máximo de 65.800 millones de euros que alcanzó la llamada hucha de las pensiones en 2011. Pero es menos de lo que mueve ya el sector de la construcción y promoción inmobiliaria (14,9% del PIB) o el de la hostelería (España es el país con más bares del mundo).

¿Es grande? Depende de con qué o con quién lo comparemos.

A primeros de diciembre se hacía pública la noticia que llevaba desde el verano rumoreándose en el mercado asegurador americano: que CVS (la famosa y popular cadena americana de farmacias) adquiría la aseguradora AETNA por la nada despreciable suma de 69.000 millones de dólares (58.474 millones de euros). La tercera aseguradora nacional era engullida por un supermercado farmacéutico.

Aunque esta adquisición es una operación relevante –una de las mayores del sector sanitario norteamericano- el coste de la adquisición representa aproximadamente el 5,8% del volumen de primas que mueve globalmente el mercado americano, un billón europeo de euros (el 25% del volumen mundial de primas de seguros), lo que sitúa a los EEUU como el primer país del mundo en tamaño del mercado asegurador. Y ya se anuncia la siguiente operación de Amazon en el mercado farmacéutico…

El coste de esta adquisición la compra de una sola entidad aseguradora representa casi el 92% de lo que mueve el Seguro español en todo un año: una sola operación, todo un país. No somos tan grandes, parece. Ocupamos el sexto lugar en recaudación de primas en Europa, por detrás de UK, Francia, Alemania, Italia y Holanda.

En Europa -y también en España hay sobrecapacidad aseguradora, una competencia intensa y unas estrategias de retención muy agresivas en un contexto de lenta recuperación económica y de mercado blando, casi maduro y finito. Sin embargo, todavía tiene un indudable atractivo para los aseguradores extranjeros, a la vista de que en los últimos años han entrado en España entre una y dos capacidades nuevas por año.

Para no romper la tendencia, este mismo mes de diciembre este boletín adelantaba en primicia el desembarco en España de NAVIGATORS.

Nuestro sector tiene que ganar tamaño, eficiencia y competitividad. ¿Concentración? ¿Innovación? ¿Cambio de ciclo? El Seguro español tiene grandes retos y oportunidades por delante: la uberización, los nuevos riesgos derivados de la ciberseguridad, la robótica y la inteligencia artificial, la longevidad, la conducción autónoma, las oportunidades derivadas del Brexit y el incipiente crecimiento económico.

José Mª Elguero, Director del Servicio de Estudios de MARSH ESPAÑA y Vocal de la Junta Directiva de AGERS

Fuente: BDS Tribuna 19 de diciembre de 2017