Julián del Saz, en su artículo publicado en Actualidad Aseguradora, hace una reflexión sobre cuánto ha cambiado y se ha complicado el trabajo del gerente de riesgos en los últimos años. Antes, los riesgos principales de una empresa se concretaban en los posibles daños materiales de sus instalaciones o las reclamaciones de responsabilidad civil. Su trabajo exigía recabar información y comprobar activos, capitales asegurados y tener al día altas y bajas. Muchas empresas enfocaron su papel hacia la compra de seguros. La tarea del gerente de riesgos era en general poco valorada en la empresa y poco expuesta a juicios.
Quizá el mayor riesgo profesional….

Leer el artículo completo

Fuente: Actualidad Aseguradora.12 octubre 2020