Además de la pandemia más grave a la que se ha enfrentado el mundo en más de un siglo, en 2020 también se produjo un número de catástrofes naturales superior a la media.

Junto con sus importantes impactos humanitarios, estas catástrofes naturales también fueron responsables de 268.000 millones de dólares en pérdidas económicas; según el Informe anual de 2020 de Aon  Weather, Climate & Catastrophe Insightel impacto medido del cambio climático fue especialmente significativo este año. Del total de pérdidas económicas, los desastres climáticos representaron 258.000 mil millones de dólares, un 26% más que el promedio del siglo XXI.

Dados los riesgos potenciales a corto y largo plazo, cada vez más las empresas tienen más en cuenta en el cambio climático y sus impactos. Sin embargo, no todos los riesgos son tan identificables como los físicos.

Enlace al artículo