QBE ofrece certidumbre a los clientes ante el Brexit y escoge Bruselas como ubicación de la nueva entidad jurídica para la UE

 

QBE tiene la intención de crear una nueva filial en Bélgica para mantener la capacidad de operación en toda la Unión Europea en caso de que se pierdan los derechos de pasaporte por la salida del Reino Unido de la UE.

La prioridad de QBE es ofrecer seguridad a sus clientes, socios y corredores asociados y la decisión de constituir una entidad legal en Bélgica permitirá continuar con sus servicios, independientemente del resultado de las negociaciones del Brexit.

Desde el punto de vista de los clientes y corredores asociados, se continuará con la actividad comercial habitual y QBE seguirá operando desde y en toda Europa continental.

QBE está presente desde hace mucho tiempo y de forma satisfactoria en Bélgica, y en la actualidad contamos con una oficina en Bruselas, un factor que influyó en la decisión final, junto con la situación geográfica central, el papel político de Bélgica en la UE y el respaldo de las autoridades reguladoras locales.

Se podrá utilizar gran parte de la infraestructura y del talento existente para cubrir algunos de los puestos ejecutivos y funciones clave necesarios. El Banco Nacional de Bélgica ha sido constructivo, y les ha ayudado con su calendario de implementación y se ha mostrado abierto a su compromiso de proporcionar seguridad a sus socios a largo plazo.

La sede de operaciones europeas de QBE seguirá estando en Londres y está previsto que la nueva entidad belga esté operativa para las renovaciones de 2019. Este desarrollo permitirá a QBE ofrecer respaldo a los clientes y corredores de seguros de toda la UE desde sus oficinas en ocho países europeos y también gestionar las actividades comerciales europeas que se desarrollan en el mercado de Londres