La Vanguardia ha recogido en un artículo la incertidumbre que se ha generado tras el cierre temporal de actividades que han decretado los gobiernos. Ahora los empresarios intentan conseguir que los seguros cubran los perjuicios creados tras el cese de actividad.

Alejandra Galdos, especialista en disputas de seguros y reaseguros de Herbert Smith Freehills, asegura que:

“no existe un criterio general, todo dependerá de lo que se haya contratado. Deberá revisarse si, efectivamente, su póliza garantiza la pérdida económica derivada de la interrupción total o parcial del negocio y, como es lógico, si existen otros tantos factores que puedan condicionar la cobertura –o no- “.

En nuestro último número de la revista “Observatorio Gerencia de Riegos” Alejandra Galdos recoge algunos ejemplos de otros países para poner en contexto la situación.

Enlace a la noticia