Riesgos Globales Davos 2018: Calentando motores

D. José María Elguero

Director del Servicio de Estudios de MARSH ESPAÑA y vocal de la Junta Directiva de AGERS

 

Dentro de una semana, el 17 de enero 2018, se presentará el 13º Informe de Riesgos Globales del Foro Económico Mundial que anualmente se celebra en Davos (Suiza) y en el que MARSH & MCLENNAN participa como socio estratégico. Si la edición 2017 ha sido especialmente importante por la multitud y amplitud de riesgos contemplados, la evolución en 2018 de algunos de estos riesgos –cambio climático, terrorismo, conflictos sociales en sentido amplio– y tendencias –envejecimiento poblacional, tecnología e inteligencia artificial– auguran un escenario de riesgos para 2018 realmente complejo. Probablemente sea una de las ediciones del informe más importante de la última década.

Basta señalar que el lema para 2018 es ‘Actuando juntos en un mundo fracturado’, lo que revela no solo la situación mundial actual sino la receta para abordarla: la actuación conjunta y coordinada entre países, gobiernos y empresas. La palabra del año escogida por el Diccionario Oxford para este año es muy significativa de dicha situación global: Fake News. El populismo y la posverdad, que no desaparecen, evolucionan para consagrar las noticias de “elaboración propia” como verdades incuestionables, aunque sean manifiestamente falsas o ajenas a la realidad de la que informan. Y la sociedad está dispuesta a creer con más facilidad una fake news que su propio desmentido.

Aunque todos recordamos el ataque perpetrado en las Ramblas de Barcelona, desde entonces se han sucedido trágicos y numerosos atentados a lo largo del planeta, dejando un reguero de muertos, dolor y sufrimiento y revelando, en ocasiones, la necesidad de una mayor cooperación internacional y un marco regulatorio adecuado y eficaz.

Ya nadie duda que el cambio climático es una realidad más allá de los ciclos recurrentes y que cada vez es más acentuado y frecuente. Pero lo más significativo de dicho cambio climático es la incidencia que este tiene para la fauna, la flora, los cultivos, la disponibilidad de agua para el consumo humano, los movimientos migratorios y los propios alimentos, así como el coste asegurado que suponen: más de 136.000 millones de dólares solo el año pasado, de un total de 306.000 millones de dólares en pérdidas totales.

El año 2018 arranca con una compleja situación económica, política, y medioambiental en el planeta. El desempleo continúa siendo un problema a gran escala junto a las disparidades económicas intra y extranacionales; el envejecimiento poblacional plantea retos insoslayables en la gestión del estado del bienestar y las políticas sociales, la política se ha fragmentado en Europa dificultando la gobernanza -clave estratégica de las políticas de gestión de riesgos globales- y el medioambiente se ha visto fuertemente afectado por cambios climáticos extremos, de los que los huracanes y las sequías son una incipiente muestra.

En la era de la tecnología, la robótica y la inteligencia artificial cambiarán la forma de entender las relaciones humanas y profesionales, abriendo la puerta a un universo inexplorado en el que se libra una guerra cibernética capaz de alterar gobiernos, economías y opiniones.

Los motores están encendidos, el Informe a punto, los riesgos identificados. Ahora toca actuar juntos en un mundo fragmentado, en un mundo en cambio.

 

Fuente bds, lunes, 8 de enero de 2018