Willis Towers Watson y Allen & Orvey lanzaron el pasado 24 de enero de 2019 el sexto informe anual de responsabilidad de directivos y administradores, “D&O: Exposición personal al riesgo global”, donde se examina el cambio en la cultura de riesgo que afecta a la alta dirección.

A partir del estudio, observamos que las preocupaciones de los altos ejecutivos se centran en los ataques cibernéticos y las pérdida de datos. Más del 51% de las empresas cotizadas reconocieron haber experimentado alguno de estos problemas. Además, el 52% de los encuestados especificó como extremadamente preocupante el riesgo de la pérdida de datos, la violación de éstos o los riesgos asociados.

Sergio Muñoz-Rojas, Director de FINEX para Willis Towers Watson Iberia, declaró “nuestros clientes están preocupados por los cambios regulatorios y cómo, cada día, hay un mayor foco en sus responsabilidades”. Además afirmó que este año se presenta un crecimiento en la preocupación de los directivos sobre la exposición a ciber riesgos.

El espectro de posibles causas de responsabilidad para los directivos abarca, desde la salud y seguridad empresarial, hasta la actividad criminal, teniendo en cuenta el aumento del riesgo de reclamaciones de empleo o el cambio climático.

Puede descargarse el informe completo en el siguiente enlace.