La Comisión de Continuidad de Negocio (CCN) del Centro de Cooperación Interbancaria, comparte un documento para la vuelta a la normalidad. 

Con la llegada del Covid-19, muchas compañías se han visto abocadas a tomar decisiones que no estaban dentro de sus planes inmediatos: Teletrabajo, cambios de horario, separación de equipos, videoconferencias, etc. así como los servicios que vienen prestando a sus clientes.

La continuidad de negocio ha puesto sobre la mesa para muchas de estas compañías su necesidad e importancia. En el primer envite se ha pasado por una fase en la que lo importante era proteger a las personas y seguir manteniendo el servicio con diferentes tácticas empleadas para evitar contagios.

El gran esfuerzo logístico aplicado, y su repercusión económica ha supuesto un cambio en la forma de trabajar para muchos sectores que, posiblemente, ha venido a quedarse. La opción de mesa de escritorio y edificio corporativo puede que tenga menos relevancia después de lo vivido, y dentro del desarrollo de trabajos para la compañía.

Tras esta descentralización de equipos y personas, hay que ir planeando la forma de volver paulatinamente a la situación anterior al Covid-19. Para ello los equipos de continuidad tendrán que diseñar y establecer planes que permitan ese retorno fluido, minimizando los posibles problemas.

Leer documento