El mercado energético evoluciona constantemente; hay una necesidad social y normativa de encontrar formas efectivas y medibles de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. El sector energético se enfrenta a un inmenso reto en la evolución a un nuevo modelo. Pero las empresas energéticas con visión de futuro tienen planes ambiciosos para afrontar ese reto. Y el mercado de los seguros energéticos tiene un papel vital que desempeñar para ayudarles a cumplir estas metas.

Los objetivos globales de reducción de emisiones son ambiciosos; tienen que serlo si queremos tener una oportunidad de alcanzar el objetivo de cero emisiones en 2050. Por lo tanto, el sector energético tiene que cumplir objetivos difíciles en los próximos años.

 

Más información en la página web de AXA XL