El Consorcio de Compensación de Seguros (CCS) ha abonado, a 28 de julio, 213.475.427 euros a asegurados afectados por la erupción volcánica en la isla de La Palma, lo que significa que, desde que se publicó la decimoctava nota informativa, el 1 de junio, ha pagado 12 millones de euros más. Este importe representa el 91% del coste total estimado (234,7 millones) de las solicitudes de indemnización recibidas hasta esta fecha.

El citado importe abonado corresponde a 7.133 solicitudes de indemnización, con el siguiente desglose: 6.183 solicitudes de indemnización referidas a viviendas, por las que se han abonado 182.791.891 euros; 445 por daños en automóviles, por las que, en conjunto, se ha indemnizado un importe de 977.656 euros; 459 relativas a comercios, hoteles, locales de oficina y otros inmuebles públicos o privados de uso no industrial, cuyo importe indemnizado asciende a 22.447.664 euros; y 46 por daños en industrias, por importe total de 7.258.215 euros.

Los riesgos dañados por la erupción e indemnizados por el CCS se sitúan en los términos municipales de Los Llanos de Aridane, El Paso y Tazacorte, muy principalmente, además de en Santa Cruz de La Palma, Breña Baja, Breña Alta, Villa de Mazo y Fuencaliente de La Palma y, ya en mucha menor medida, en los municipios de Tijarafe y Puntallana.

Hasta la fecha, el número total de solicitudes de indemnización recibidas asciende a 9.608. Desde el CCS se destaca que dicho número ha empezado a descender muy recientemente de forma significativa. También se resalta que las solicitudes, salvo casos muy excepcionales de daños producidos en zonas de exclusión o de acceso restringido, ya no corresponden a daños significativos, sino que se trata mayoritariamente de daños por cenizas de menor relevancia, de gastos de limpieza y de pérdidas de habitabilidad o de desalojos temporales de los inmuebles correspondientes, sin justificantes o sin evidencias, que son objeto de denegación. Las citadas 9.608 solicitudes corresponden a 8.249 viviendas, 608 vehículos automóviles, 687 comercios, hoteles, locales de oficina y otros inmuebles de uso no industrial, y 64 industrias.

Confirma, asimismo, que no va a dejar de peritar, tramitar y pagar durante agosto ni septiembre. También señala que, en contados asuntos complejos y en los que no es factible determinar con precisión en qué situación va a quedar el inmueble ni, por tanto, la cuantía final de la indemnización que pudiera corresponder, el CCS va a ser activo en los pagos, aunque sean parciales, y a realizar un seguimiento una vez realice esos pagos por si fuera necesario hacer abonos complementarios conforme se clarifique la situación de esos inmuebles.