FERMA ha mantenido dos reuniones recientes con el gobierno francés que ostenta la presidencia del Consejo de la UE, para insistir en la importancia de garantizar que las cautivas reciban un trato más proporcionado en el marco de la directiva Solvencia II de la UE.

 

Sigue leyendo el artículo en la página web de Commercial Risk